CARLOS CLIMENTE VUELVE AL PRIMER AMOR: CORRERÁ CON CHEVROLET.

El piloto de General Madariaga pega el cambio radical para el año próximo. Adquirió un Chevrolet que compitió Juan Manuel Monteagudo y se cambia de marca tras 20 años de competir con Ford.

En la tarde de este miércoles Carlos Climente concretó en Mar del Plata la compra del Chevrolet que era de Juan Claro Monteagudo. El auto en el pasado contó con la asistencia de Diego Cigarreta y en el presente mantendrá la atención en su taller de Pinamar prosiguiendo con la motorización de Ricardo Méndez. Cabe destacar que el vehículo perteneció en el pasado a Adriano Oliva y este año lo corrió Dario Rapari una fecha en el TC Rioplatense.

Climente, dos veces subcampeón del TSC, vuelve al primer amor y a su vez será un reto personal y familiar ya que su padre fue concesionario General Motors en Gral Madariaga durante la década del 60´ hasta que la marca se retiró del país en 1978. Carlitos, entusiasmado, comentó: “Voy a volver a la marca de mis amores, corremos el año que viene con la Chevy. Además, es un auto que ya está armado Hay que cambiarle valores de suspensión y es un auto que ya está armado. Solamente hay que colocarle motor, la caja y acomodarlo un poco. Es un nuevo desafío”.

Por lo pronto, Carlos Climente inicia otra etapa en su trayectoria deportiva con el mismo grupo que lo acompaña y enfocarán todos sus esfuerzos con una nueva marca, por lo que el Falcon Subcampeón está a la venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *