TRABAJOS EN LA CHEVY DE CARAM.

Lucas Caram irá por la revancha tras un domingo para el olvido en la competencia pasada en el autódromo de Mar del Plata. Con Claudio Grúa en la atención en el chasis, realizaran un ensayo previo a ir a Olavarría el venidero 2 de julio.

No fue un regreso soñado para el marplatense Lucas Caram. Tras un receso de seis meses por la rotura de motor en su última participación el año pasado en Dolores, retornó en la última fecha en Mar del Plata tras un arduo trabajo en la reparación del impulsor y el repaso íntegro del Chevy.

Dado que el cronograma fue atípico por la anegación de agua de la Curva de la Confitería por la lluvia del día anterior, Caram solamente pudo girar el sábado y no alcanzó a clasificar el domingo por problemas con el motor.

Nos quedamos con un sabor amargo de la carrera pasada. -cuenta- Cosas que pueden pasar, el motor todo nuevo anduvo muy bien, pero a la hora de clasificar se paró y no supimos por qué. Lo revisamos bien y encontramos que se rompió la chaveta del engranaje de la leva, no daba el tiempo para solucionarlo en el autódromo. Lo cargamos, lo desarmé el otro día y por suerte no era nada grave, solo eso. No nos permitió siquiera clasificar, solo pudimos andar las vueltas del sábado en las que aprovechamos para toquetearle unas cosas en el auto hasta que de a poquito lo vamos mejorando”.

Para el cuarto capítulo, Lucas Caram integró a Claudio Grúa en la atención en el chasis. Además, será para el piloto del Puerto la primera participación en el TSC en el autódromo olavarriense. Su última incursión data de 2014 pero con el TC Rioplatense, así que será la segunda carrera en el autódromo de la capital del cemento. Respecto a los preparativos, el piloto del Chevrolet 21 comenta:  “Esperemos el sábado hacerle una prueba este fin de semana, pero creo que hay picadas en el autódromo (de Mar del Plata). Con Claudio Grúa, que me da una mano en el chasis, pensábamos tocar algo en el auto para mejorar. Respecto al motor, con papá (José Luis) y Pablo Vaquero tenemos muy buenas expectativas para Olavarría. La idea es ir, girar, dar vueltas, tratar de que el auto no se pare, que ande todo bien y divertirnos por sobre todo. Vamos a ir con la familia, va Kevin (Caram) con su auto, a pasar el fin de semana” concluyó.

AGRADECIMIENTOS: “Agradecer a mi papá; a Pablo Vaquero; a mi familia: a mi señora, a mis hijos; a Claudio Grua que me da una mano en el chasis; a los sponsors; a los chicos que van al taller que nos acompañan en cada carrera y a la categoría”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *